5 hábitos para recuperar la confianza en ti mismo

5 hábitos para recuperar la confianza en ti mismo

El miedo es natural en el prudente, y vencerlo es lo valiente. Alonso de Ercilla
El que ha superado sus miedos será verdaderamente libre. Aristóteles

¡Todos hemos sentido inseguridad!

A veces hasta para cosas muy comunes sentimos inseguridad. Por ejemplo: un corte de pelo; hablar frente a un gran número de personas; ir a una entrevista de trabajo…

Sin embargo, la realidad es que la falta de confianza en uno mismo para enfrentar una situación, es una sensación bastante natural, miedo.

¡Si! Miedo a lo desconocido, al riesgo; a las consecuencias de una acción, a un desafío que no sabes si podrás cumplir.
En realidad, el miedo surge cuando algo amenaza nuestra estabilidad, de esta forma podemos tomar precauciones y reaccionar en consecuencia; ¡y esto es perfecto! No podemos enfrentar la vida precipitadamente. El problema surge cuando el miedo nos hace formar una barrera entre quienes somos y quienes queremos ser; lo que hemos logrado y los retos que nos faltan alcanzar.

El miedo es una sensación desagradable que atraviesa el cuerpo, la mente y el alma, paralizándonos y susurrando que nos quedemos en un entorno conocido; ¡diciendo que no hay por qué arriesgarse! ¡Mantente en tu circulo de confort! Pero cuando sucumbimos a estos susurros, poco a poco la confianza en nosotros mismos se apaga, se vuelve más pequeña y puede llegar a desaparecer, ¡y no podemos permitir que esto suceda!

Tener confianza en ti mismo forma parte de tu bienestar, de tu satisfacción con la vida, de sentir que hiciste lo imposible; que rompiste la barrera paralizante y reaccionaste.

¡Por eso es necesario que diariamente alimentes tu confianza! Tómalo como tu rutina.

1. ¡No más críticas sin fundamentos! Niégate a criticarte. Haz una lista de tus virtudes y defectos; acéptate tal y como eres y ten siempre presente que cuando encuentras formas positivas de actuar debes felicitarte por tus acciones. ¡Afronta las jugadas de tu mente y deja de aterrorizarte! Reemplaza ese pensamiento por uno inspirador y motívate al logro.

2. Limítate a personas que no te limiten. ¡Así es! Debes rodearte de personas que quieran verte crecer y ayudarte en el camino; que te motiven y enseñen; que te inciten a luchar por lograr tus metas y aumenten tus sueños y ambiciones.

3. ¡Cuidados físicos, mentales y emocionales! Salir a trotar hará que tu cuerpo segregue dopamina y estés activo y feliz. ¡Lee un libro! Sal a pasear o a disfrutar del atardecer; necesitas apreciar los pequeños y buenos momentos.

4. Todos tienen su forma de ver las cosas ¡Da tu opinión! Pierde el miedo. No te infravalores. Si no están de acuerdo, déjalos, cada quien tiene su forma de ver las cosas, pero que esto no te detenga.

5. ¡No esperes más! ¡Hazlo ya! No busques más excusas, esto sólo te alejará más de tu confianza. Y sonríe; aunque no lo creas, sonreír hará que tu cerebro entienda que todo esta bien; de esta forma tus pensamientos serán más positivos frente a los problemas.

Como bono te puedo decir, que no esperes ver resultados inmediatamente; son cambios que debes aplicar poco a poco, con perseverancia lograrás todo lo que te propongas. ¡Por eso te recomendé una lista de tareas a corto plazo!

Deja un comentario

Menú de cierre
×
×

Carrito