Cuando ordenamos la casa, ordenamos nuestras vidas

Cuando ordenamos la casa, ordenamos nuestras vidas

¿Has considerado que el desorden en tu hogar u oficina influye en tu estado de ánimo y concentración laboral?
¡Así es! Velo de esta manera; cuando tu mente y emociones se encuentran equilibradas, todo en tu vida fluye perfectamente; sin embargo, cuando tu cerebro se encuentra completamente congestionado con problemas y sentimientos, tus pensamientos desvarían y tu productividad en el trabajo y en tu vida personal se ve afectada.

Ahora, extrapola esto a tu ambiente laboral o a tu hogar ¡ocurre exactamente lo mismo! Si los espacios se encuentran en completo desorden, tu cerebro y emociones entran en caos; debido a que la desorganización en los espacios compite con tus pensamientos, llaman más tu atención que las tareas o actividades que estás haciendo, produciendo frustración y enojo.

¿Vas a negar que te enojas cuando no puedes encontrar tus llaves o unos documentos?

Entonces, ¡comencemos a trabajar en una solución para que, organizando tus espacios, organices tu vida!
¿La técnica? Eliminar de tu vida todos los objetos innecesarios, por los que sientes un apego sin sentido o que no te transmiten nada y, de esta forma, ordenarás tus espacios con aquello que te ayudará y motivará en tu día a día; además de llenarte de energía y emociones positivas.

Marie Kondo, una escritora japonesa, es quien propone esta forma de eliminar el desorden de tu vida; ¡pero tiene condiciones! No puedes eliminar todo de tu vida solo porque sí.

– Debes desechar todo lo que no es útil; aquello que no necesitas, no te hace feliz o no tiene un significado para ti, ya que estas solo ocupan espacio, creando caos y desorden; quédate solo con lo que ponga una sonrisa en tu rostro cuando lo ves.

– Olvídate de organizar por espacios, ¡hazlo por categorías! Es mucho más sencillo y de esta forma evitarás el agotamiento por la actividad y podrás enfocarte.

– Programa tus limpiezas para los días en que no tengas compañía; de esta forma podrás dedicarte a la actividad sin interrupciones, no te persuadirán a conservar objetos y no caerás en distracciones.

El caos en tus espacios es reflejo del caos en tu interior; si organizas todo a tu alrededor ¡tu vida se encaminará a un nuevo rumbo y alcanzarás todo lo que te propongas!

Además, es muy probable que descubras muchas cosas y te reencuentras contigo mismo.

Deja un comentario