¿Por qué es importante el empoderamiento femenino?

¿Por qué es importante el empoderamiento femenino?

En 1995 estaba en crecimiento el apoyo al aumento de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder, por lo que, en la IV Conferencia Mundial en Beijing se utilizó por primera vez el término Empoderamiento Femenino; sin embargo, con el pasar de los años, más acciones y objetivos se fueron agregando a éste estandarte, como la adquisición o reforzamiento de las capacidades de las mujeres que se encuentran sometidas a barreras de género, con el fin de realizar estrategias y obtener protagonismo en sus vidas y en el medio ambiente en el que se desenvuelven, con el objetivo de alcanzar una vida autónoma bajo términos de igualdad.

El fin del Empoderamiento de la Mujer es lograr que éstas adquieran mayor dominio y control sobre sus vidas; es decir, autonomía; sobre todo, en culturas donde circunstancias varias no les permiten realizar actos tan simples como decidir cómo vestirse o peinarse, a decisiones trascendentales, como tener hijos, casarse, estudiar, trabajar o comprar una vivienda.

De igual forma, la intención es alcanzar la integración a la toma de decisiones del núcleo familiar, laboral o cualquier medio en que se desenvuelvan.

Pero, ¿por qué ha habido tanto revuelo por el Empoderamiento Femenino en los últimos años?

Claro, las mujeres tienen muchos derechos y deberes; hay sociedades que las ven y tratan como iguales; el problema recae en las sociedades que tienen a las mujeres en un concepto bajo, donde no tienen derecho a ninguna de las decisiones simples que comentaba anteriormente y muchísimo menos a considerar las decisiones trascendentales.

Es aquí donde está la importancia del empoderamiento.

Sin embargo, es difícil lograr cambios a gran escala si no se atacan inicialmente los pequeños problemas que lo componen; por lo que el primer paso para alcanzar el Empoderamiento Femenino es comenzar por cada individuo; y no solo las mujeres deben entrar en ésta grupo, los hombres también pueden participar en el proceso y ayudar en la superación de prácticas culturales y estructurales que contribuyen a prolongar la desventaja, desigualdad y violencia verbal, física, ideológica y psicológica.

El Empoderamiento es sinónimo de sistemas igualitarios; de mayor autonomía para las mujeres, así como reconocimiento por sus habilidades, cualidades y aportes, en donde la participación femenina permitiría ofrecer nuevos puntos de vista en política, economía y asuntos públicos que permitirían el alcance a los recursos básicos de educación, sanidad y empleos de calidad necesarios para las mujeres que, en la actualidad y en cualquier parte del mundo, no tienen voz.

Millones de niñas y mujeres a nivel mundial no tienen acceso algo tan básico como la educación; ¿imaginas que la cura a alguna enfermedad, o un avance que revolucionaría la humanidad, estuviese en el destino de una niña que no tiene éste derecho?

Te lo dejo como reflexión para que veas la importancia de éste tema.

Deja una respuesta

Menú de cierre
×
×

Carrito